Fuente(s):
Opinion, Tigo Sports
3
(2)
Apoya a la Pagina Aviadora
flecha Visita nuestros auspiciadores flecha

La victoria le costó bastante al Wilstermann de Cristian Díaz, pero ya está en el bolsillo. A falta de dos jornadas para que el Clausura finalice y a una de que pueda definirse su suerte (este miércoles podrá ser decisivo), el club cochabambino se anima a acariciar el título del torneo, el premio como Bolivia 2 para la Libertadores 2020 y, ¿por qué no?, los 3 millones de dólares que otorga la Conmebol.

Pero aún es pronto, considerando que la diferencia que mantiene al Rojo en la cima es mínima con relación a Bolívar y a The Strongest: el Hércules suma 54 enteros, la Academia 52 y el Tigre, 51.

Todo puede suceder. Lo cierto es que, en su propósito de coronarse y acceder al campeonato continental sin filtros previos, Wilster se impuso ayer ante Sport Boys (3-2) en un Félix Capriles colmado por aproximadamente 20 mil personas. La victoria no fue sencilla, pero mucho tuvo que ver el golero del conjunto de Warnes, Eder Jordán, quien trastabilló en varias ocasiones.

El primer gol fue generado en el minuto 14 por Murilo Gomes, en contra. El jugador del Toro mandó la pelota al fondo de su propio arco con la rodilla. Todo aconteció velozmente y allí, al acecho, estuvo Carlos Melgar, quien remató y apuró al futbolista rival para que este cayera en el error. Fue el único tanto de un primer tiempo que no terminó de convencer al público local, pese a la ventaja mínima.

Motivado por salvar la categoría, Sport Boys sorprendió al club local luego de la charla técnica en los camarines. Ezequiel Michelli puso la cabeza para empatar (1-1) en el minuto 51, tras un centro de Guery García. A los 61, el capitán del Aviador, Edward Zenteno, demostró la jerarquía ganada en su trayectoria extensa y aprovechó un centro para ampliar la cosecha parcial con un cabezazo (2-1) y regresar al equipo a la cima del Clausura.

El yungueño Ramiro Ballivian, con actuaciones destacadas en la recta final del torneo, puso su firma personal con la tercera anotación, en el 88. Había ingresado desde el banco.

Pero al frente se encontraba un Toro embravecido, dispuesto a no ceder. A los 95, cuando el concierto estaba a punto de concluir, Alejandro Quintana convirtió el 3-2 de penal.

Limitación de responsabilidad:
Este sitio web y sus contenidos son proporcionados tal y como se presentan y sin ningún tipo de garantía en cuanto a calidad, exactitud, o corrección para un propósito particular. La mayoría de los artículos son de fuentes externas a nuestra pagina. Procuramos siempre incluir la fuente, pero como somos humanos, erramos de vez en cuando.
La reproducción del material de esta pagina es por personas voluntarias, hinchas de Wilstermann. Lo único que deseamos hacer es informar a nuestra hinchada de todo lo relacionado con nuestro equipo aviador.

¿Qué tan buena fue esta noticia?

¡Haz click en un trofeo para puntuarla!

Puntuación media 3 / 5. Recuento de votos: 2

No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.

Por Aviador