Fuente(s):

Los Tiempos

Apoya a la Pagina Aviadora
flecha Visita nuestros auspiciadores flecha

https://youtu.be/hjh_CwIKOZg?t=10

Wilstermann no tuvo un buen debut en la Copa Libertadores 2019, tras empatar sin goles con Boca Juniors, en el estadio Félix Capriles, sobre todo porque el fixture está en su contra, ya que ahora tiene tres partidos al hilo fuera de casa por el Grupo G, en el que Deportes Tolima es el líder luego de vencer por 1-0 al Atlético Paranaense.

El director técnico de Wilstermann, Miguel Ángel Portugal, dijo antes del partido ante Boca Juniors que era “importantísimo” ganar para enfrentar los tres encuentros fuera de casa con ese colchón de puntos. No lo consiguió y resignó dos unidades en su reducto.

Portugal sabe en carne propia que incluso logrando los nueve puntos en casa no pueden garantizarle la clasificación, y esa experiencia la vivió en el 2014 cuando dirigía a Atlético Paranaense. Ahora con Wilstermann sólo podrá sumar otros seis más en su reducto, llegando máximo a siete unidades.  

Con ese panorama, el Rojo está obligado a sacar puntos en condición de visitante, si quiere llegar a sus dos últimos cotejos en casa con chances aún de clasificarse a los octavos de final de la Copa Libertadores.

Su primera salida será el 14 de marzo ante Atlético Paranaense, después visitará a Deportes Tolima el 3 de abril y finalizará su tour fuera del Capriles el 10 de ese mes ante Boca Juniors. Terminará su participación en la fase de grupos ante Paranaense el 24 de abril y el 9 de mayo recibirá a Tolima.

El cotejo tuvo dos fracciones totalmente diferentes, con Boca Juniors muy retrasado en el primer tiempo, dejando con sabor a poco a los más de tres mil hinchas bosteros que se dieron cita en el Félix Capriles. Mientras que Wilstermann ilusionaba a su hinchada, porque intentó dominar el juego, pero no fue suficiente para abrir el marcador.

El equipo aviador anunció a dos minutos de iniciadas las acciones con Lucas Gaúcho un remate suave a las manos de Esteban Andrada y otro de Cristian Chávez, con un disparo que fue desviado por Carlos Izquierdoz al tiro de esquina.

Pero pese a que Wilstermann era quien tenía la posesión del balón, fue Boca Juniors quien tuvo la primera jugada de riesgo del cotejo.

Agustín Almendras le ganó el balón a Alex da Silva en el borde del área y cuando ingresaba Silva lo detuvo con un pisotón en el empeine, a los 19’PT. Una falta penal que reclamaron los jugadores de Boca Juniors, pero que al final el juez chileno Julio Bascuñan no cobró.

Después Wilstermann volvió a buscar el arco de Andrada con remates o que salían desviados o que eran controlados muy bien por el golero xeneize, como el remate de Cristian Chávez que fue detenido en dos tiempos por Andrada, a los 23’PT.

Cinco minutos después nuevamente Alex da Silva evitó que Boca Juniors se acerque al arco de “Pipo” Giménez, aunque esta vez llegó primero al balón y no con falta sobre Emanuel Reynoso, que ingresaba solo al área grande (28’PT).

Antes del descanso Wilstermann inquietó el arco de Boca Juniors en dos oportunidades, un cabezazo de Lucas Gaúcho que salió desviado tras un centro de Chávez (33’PT) y un remate de tiro libre de Jorge Ortiz, que pasó a centímetros del vertical derecho de Andrada (46’PT).

Previa a esta jugada Chávez fue atendido fuera del campo de juego por un corte de tres centímetros en el pómulo izquierdo. Al jugador se le puso un sellante y volvió a la cancha.

El segundo tiempo fue otra historia, porque Boca Juniors salió más ambicioso y no quiso conformarse con el empate, porque era consciente que podía llevarse los tres puntos, pero que al final no sucedió.

La primera jugada de esta fracción fue para Darío Benedetto que remató desviado, tras un centro de Carlos Tévez, a 35 segundos de reiniciadas las acciones.

El capitán de Boca Juniors envió un centro preciso para Carlos Izquierdoz, que cabeceó desviado (7’ST).

Un minuto después Lucas Gaúcho, en acciones defensivas, logró cerrar el disparo de Darío Benedetto.

Más tarde, Edward Zenteno con el pie derecho logró desviar el remate de Carlos Tévez (17’ST).

Parecía que Boca Juniors se adueñaba del cotejo, sin embargo, el técnico Miguel Ángel Portugal logró darle más movimiento en la ofensiva con el ingreso de Gilbert Álvarez y Wilstermann volvió a ser el protagonista.

La jugada más clara del partido estuvo en los pies de Fernando Saucedo, a los 22’ST.

Primero Julio Buffarini salvó su pórtico sacando con el pie el remate de Alex da Silva, en el rebote Fernando Saucedo quedó en excelente posición sin marca ante el arco, disparó pero Esteban Andrada muy atento, logró desviar el esférico con la mano.

Wilstermann buscaba el arco de Andrada más con corazón que con argumentos, con remates desde fuera del área que salían desviados.

Pero Boca Juniors tampoco tuvo muchos argumentos para lograr llevarse los tres puntos, porque tampoco estuvo fino a la hora de terminar las jugadas.

La última jugada clara de Boca Juniors fue el remate de Emanuel Reynoso, que casi con arco a disposición salió desviado (48’ST).

Aunque la hinchada aviadora esperaba iniciar con el pie derecho ante Boca Juniors, salió tranquila sin recriminar nada ni a los jugadores ni al cuerpo técnico, que estuvo bajo el ojo de la tormenta en los últimos días por los malos resultados en el torneo local. Sin embargo, ayer incluso se quedó a esperar por autógrafos y fotos.

CRONO DEPORTES

Minuto 2’PT – Primera llegada
El remate de Cristian Chávez es desviado por Carlos Izquierdoz, en la primera jugada de Wilstermann.

Minuto 19’PT – Penal no cobrado
Alex da Silva frena a Agustín Almendra con un pisotón, pero el juez chileno decidió que no era penal.

Minuto 22 – El aviador estuvo cerca
El golero de Boca Juniors Esteban Andrada sacó con la mano el remate de Alejandro Meleán.

Minuto 48 – Reynoso se la pierde
Con el golero Arnaldo Giménez vencido y arco a disposición Emanuel Reynoso remató desviado.

TOLIMA ES EL LÍDER DEL GRUPO G TRAS VENCER AL PARANAENSE

AFP

Deportes Tolima venció 1-0 al brasileño Atlético Paranaense ayer en la ciudad colombiana de Ibagué por el Grupo G de la Copa Libertadores 2019.

El equipo de Alberto Gamero, campeón de Colombia en el primer semestre de 2018, se llevó los tres puntos en el estadio Manuel Murillo Toro con un tanto del defensor Danovis Banguero, que aprovechó un rebote del arquero Santos en el minuto 29.

Con solvencia defensiva y orden en el mediocampo, los locales hicieron respetar su casa ante los vigentes campeones de la Copa Sudamericana 2018, que tuvieron más iniciativa que posibilidades reales de llevarse al menos un empate de la plaza cafetera.

Con la victoria, el Tolima se convirtió en el líder del Grupo G tras el empate sin goles de Wilstermann y Boca Juniors en Bolivia.

Limitación de responsabilidad:
Este sitio web y sus contenidos son proporcionados tal y como se presentan y sin ningún tipo de garantía en cuanto a calidad, exactitud, o corrección para un propósito particular. La mayoría de los artículos son de fuentes externas a nuestra pagina. Procuramos siempre incluir la fuente, pero como somos humanos, erramos de vez en cuando.
La reproducción del material de esta pagina es por personas voluntarias, hinchas de Wilstermann. Lo único que deseamos hacer es informar a nuestra hinchada de todo lo relacionado con nuestro equipo aviador.

Cerrar menú