Dirigencia de Wilstermann alista plan de salvataje para blindar a sus figuras

Apoya a la Pagina Aviadora
flecha Visita nuestros auspiciadores flecha

La dirigencia del club aviador alista el plan de salvataje, denominado “Wilstermann Live”, con el propósito de finalizar la temporada 2021 “sin deudas” con el plantel profesional y dejar sin efecto los fallos de la FIFA para fichar nuevos jugadores.

El presidente del club rojo, Gróver Vargas, aseguró que la entidad “no es sujeta de crédito”, pero los integrantes de su directorio sí y van en ese camino para cumplir con los compromisos económicos.

La siguiente semana se hará conocer la fecha de la Asamblea de Socios para aprobar el nuevo Estatuto y posteriormente definir la fecha de elecciones que estará controlada por el Comité Electoral de la Federación Boliviana de Fútbol.

Junto con su directorio tiene el objetivo de finalizar la infraestructura que beneficiará al plantel profesional y las divisiones menores de la entidad, pero todo dependerá de los resultados de los comicios que se llevarán a cabo en diciembre.

OPINIÓN conversó con el titular del Hércules para conocer algo más de los proyectos de la dirigencia que hoy está al frente de un club que pasa por una crisis económica que preocupa a su parcialidad.

P: ¿En qué consiste el plan de salvataje?

R: Es la nueva forma de hacer marketing y es la única forma de hacer revivir a nuestros hinchas por nuestra institución.

Es un show en vivo que haremos una vez o dos veces al año, donde participarán nuestros hinchas de todo el mundo.

Será como un Día del Rojo, pero moderno y con otra visión. Esto ya se hizo en Estados Unidos, Europa y Brasil, pero les daremos más detalles a su tiempo.

Con la tecnología en la mano (celular), este plan se llevará adelante de forma abierta al mundo y que todos los hinchas vivan con sus ídolos, equipo y música.

P: ¿Cómo evitó el paro de jugadores?

R: Estoy trabajando con los jugadores para sanear nuestra economía y esto va de la mano con el plan de salvataje. Es importante para la entidad que la hinchada también ayude para crecer aún más.

Me alegra haber llegado a un acuerdo con los futbolistas y estamos, por el momento, en paz. Tengo un compromiso más por cumplir y luego queremos anunciar a la hinchada (en diciembre) que nuestro club está sin deudas.

Wilstermann tiene que comenzar el próximo año sin déficit, estamos con esa esperanza, y el próximo mes dar la alegría a nuestra hinchada.

P: ¿Clasificar a la Copa Sudamericana dejará un alivio económico?

R: Clasificar a un torneo internacional será importante luego de la tormenta que hemos pasado.

Los jugadores están comprometidos y el rendimiento está yendo de menos a más; así lo muestran los últimos resultados que se logró en el torneo.

Gracias a Dios los resultados nos favorecieron y hoy estamos en zona de clasificación a la Copa Sudamericana. El objetivo es consolidar el premio internacional en lo que resta del torneo.

P: ¿La Copa en fase de grupos permitirá lograr ingresos por recaudación?

R: Debido a la pandemia, no se pudo lograr recaudaciones en los partidos de la Copa en 2020 ni en 2021, solo fueron egresos. Por eso surge la pregunta, ¿estos dos años Wilstermann de qué ha vivido?

Por eso cuando la gente nos dice ¿qué han hecho con el dinero?, me llama la atención.

Cada mes se gasta un promedio de 300 mil dólares. La planilla es de 260 mil aproximadamente y se debe incrementar los viajes, concentraciones, arbitrajes, alquileres de estadio y pruebas PCR, entre otros gastos.

P: Se especula que algunos jugadores estarían siendo tentados por otros clubes, ¿es así?

R: La idea es que el plantel de jugadores se mantenga, pero con algunas nuevas incorporaciones.

Wilstermann 2022 se hará con la gente que quiera seguir en la institución, no se puede forzar nada en la vida. Hablaré con todos los jugadores, estamos en un momento duro.

P: ¿Se debe pagar 250 mil dólares por sanciones FIFA para habilitar jugadores nuevos?

R: Sí. Se negociarán esos temas y se cumplirá con esos compromisos hasta fin de año.

P: ¿Se harán nuevos fichajes al año?

R: Es el objetivo, pero todo a su tiempo. Primero tenemos que dar el primer paso y luego el que viene, para después andar con la normalidad que todos queremos.

P: ¿Hay confianza para seguir en la presidencia?

R: Las ganas están intactas, pero también se siente un cansancio que se puede sobrellevar.

Mientras tenga fuerzas y ganas quiero completar algunos proyectos que están a medias.

Quiero dejar a Wilstermann sin deudas y con más infraestructura. Después, yo me voy del cargo, porque todo tiene su ciclo.

P: ¿Se bajaron algunos patrocinadores del club?

R: Es muy difícil el momento que vive el empresariado privado, porque la pandemia nos ha golpeado a todos.

Si antes las empresas patrocinadoras tenían 10, hoy solo tienen cinco, con mucho esfuerzo.

Se puede lograr más apoyo con resultados, siendo punteros del torneo y jugar la Copa Libertadores fase de grupos.

P: ¿Cuándo se hará la Asamblea de Socios?

R: Tenemos que lanzar la convocatoria a la Asamblea la próxima semana. Estamos hablando con la gente de la FBF para cumplir con los cronogramas y el Estatuto.

Se tienen que hacer las elecciones este año, no quiero dar pasos en falso para que no pongan obstáculos. Se deberían realizar las elecciones el 20 de noviembre, pero la misma quedó suspendida.

El dirigente aseguró que el propósito es que la hinchada de Wilster tenga certidumbre en el tema económico, elecciones y “potenciar” el plantel para encarar el próximo año con mejor panorama.

Limitación de responsabilidad:
Este sitio web y sus contenidos son proporcionados tal y como se presentan y sin ningún tipo de garantía en cuanto a calidad, exactitud, o corrección para un propósito particular. La mayoría de los artículos son de fuentes externas a nuestra pagina. Procuramos siempre incluir la fuente, pero como somos humanos, erramos de vez en cuando.
La reproducción del material de esta pagina es por personas voluntarias, hinchas de Wilstermann. Lo único que deseamos hacer es informar a nuestra hinchada de todo lo relacionado con nuestro equipo aviador.

Fuente(s):
Opinion
Jorge Wilstermann