Dirigencia quiere un estadio totalmente rojo

Comparte esta noticia:

flecha ¡HOLA A TODOS! QUEREMOS RECORDARLES QUE PARA SEGUIR MANTENIENDO ESTA PÁGINA, CONTAMOS CON EL APOYO DE NUESTROS PATROCINADORES. SI LES INTERESA ALGUNO DE LOS PRODUCTOS O SERVICIOS QUE OFRECEN, SIMPLEMENTE APRETAR EL ENLACE PARA VER EL PRODUCTO NOS AYUDA. ¡MUCHAS GRACIAS POR SU APOYO! flecha


Dirigencia quiere un estadio totalmente rojoWilstermann quiere vivir una fiesta total: con estadio lleno, aliento incesante y un panorama absolutamente rojo. Por esa razón, la dirigencia aviadora pidió a la gente ir vestida con el color de la camiseta oficial aviadora y así sentar presencia en las gradas.

«Queremos que todos vayan vestidos de rojo, que esté así el estadio. Es parte de lo que queremos hacer, que todos estén de rojo», dijo Rodrigo Ávila, gerente de Wilstermann.

Por esa razón, la dirigencia inició una campaña para que los aficionados se sumen a este pedido y el estadio se «tiña más rojo que nunca».

Al margen del color rojo, Wilstermann dará a conocer hasta hoy otras actividades y sorpresas que se pretende dar al público asistente, esto como parte de una fiesta deportiva que pretende ser coronada con un triunfo en casa, mejor si es con una gran diferencia.

Estadio lleno

Para este encuentro crucial y que puede significar a Wilstermann un paso hacia la fase de cuartos de final, la directiva aviadora confía en una masiva asistencia de los espectadores y que se voltee taquilla, algo que no sucedió en los anteriores tres partidos, siendo la campaña en el torneo Apertura 2017 la que incidió, de cierta manera, en que el público asista en menor cantidad.

Por ello, Ávila confirmó que hasta ayer se vendieron más de 18.000 de las 27.000 localidades impresas, en el cuarto día de venta, y el primero con los precios finales.

Según lo anunciado por la directiva del club, los precios que rigen desde ayer y hasta hoy son: Butaca 200 bolivianos; Preferencia 150, menores 80; General 120, 50; y curvas 80, 40.

La venta de las localidades continuará en la sede y puntos autorizados, además de las boleterías del estadio Félix Capriles.

También se aguarda una gran presencia de hinchas y residentes brasileños.

Un buen antecedente

La última vez que Wilstermann enfrentó a un rival brasileño fue en esta Copa. El 4 de abril pasado, el Aviador doblegó 3-2 a Palmeiras en el Félix Capriles.

Pese a que en aquel entonces recibió hasta dos goles como local, Wilstermann no debe encajar mañana ni uno, ya que el gol de visitante en estas fases vale el doble, regla que se aplicará hasta las semifinales del campeonato de clubes más importante de América.

Fuente(s):
Los Tiempos
Jorge Wilstermann