El argentino Rodríguez, quien jugó junto a Neymar, vestirá la roja por dos años

Comparte esta noticia:

flecha ¡HOLA A TODOS! QUEREMOS RECORDARLES QUE PARA SEGUIR MANTENIENDO ESTA PÁGINA, CONTAMOS CON EL APOYO DE NUESTROS PATROCINADORES. SI LES INTERESA ALGUNO DE LOS PRODUCTOS O SERVICIOS QUE OFRECEN, SIMPLEMENTE APRETAR EL ENLACE PARA VER EL PRODUCTO NOS AYUDA. ¡MUCHAS GRACIAS POR SU APOYO! flecha


El volante ofensivo de Argentina Patricio Rodríguez (30 años) es el nuevo refuerzo de Wilstermann para la Copa Libertadores de América y el torneo local. El futbolista firmó el contrato que lo vincula al cuadro aviador por dos años y llegará a la Llajta en las próximas horas.

El argentino Rodríguez, quien jugó junto a Neymar, vestirá la roja por dos años

“Es un jugador de muy buenas características y estamos seguros de que será un gran aporte en el plantel”, dijo Gróver Vargas, presidente de la entidad aviadora.

Wilstermann suma su séptimo jugador extranjero en el plantel y, en los próximos días, junto al cuerpo técnico se definirá a qué futbolista  tendrán solo para la Copa. El Hércules ya tiene como extranjeros a Arnaldo Giménez, Ismael Benegas, Cristian Chávez, Serginho, Humberto Osorio y Esteban Orfano. Con este último se amplió el contrato en esta semana.

“Seguramente agilizaremos los trámites de naturalización de Serginho o del Pochi Chávez para que Rodríguez pueda jugar en el torneo de la División Profesional”, explicó el dirigente.

Rodríguez paseó su fútbol por diferentes clubes importantes de Sudamérica como: Independiente de Argentina (2008-2012); Santos de Brasil (2012-2013); Estudiantes de la Plata de Argentina (2013-2014); Santos (2014-2015); Johor Darul Takzim de Malasia (2015-2016); Santos (2016); AEK Atenas de Grecia (2016-2018); Newcastle United Jets de Australia (2018) y Moreirense de Portugal (2018).

Fue compañero de Neymar en el Santos de Brasil y de Gabriel Barbosa, entre otros futbolistas de destacada trayectoria internacional. Pato, nacido en el barrio de Quilmes, debutó en Independiente.

Fuente(s):
Opinion
Jorge Wilstermann