El entrenador de Wilstermann, Cristian Díaz, habla del papelón y el gas pimienta; «explota» con periodista y le dice sinvergüenza

Comparte esta noticia:

flecha ¡HOLA A TODOS! QUEREMOS RECORDARLES QUE PARA SEGUIR MANTENIENDO ESTA PÁGINA, CONTAMOS CON EL APOYO DE NUESTROS PATROCINADORES. SI LES INTERESA ALGUNO DE LOS PRODUCTOS O SERVICIOS QUE OFRECEN, SIMPLEMENTE APRETAR EL ENLACE PARA VER EL PRODUCTO NOS AYUDA. ¡MUCHAS GRACIAS POR SU APOYO! flecha


Con 10 jugadores por la expulsión de Mathías Techera al minuto 15, y con uno lesionado en cancha (Miguel Bianconi), Wilstermann logró la tarde de este domingo un valioso empate en su visita a Always Ready (2-2), en el estadio de Villa Ingenio. 

Tras el encuentro se registraron incidentes en inmediaciones del estadio del equipo millonario que conllevaron a la gasificación en el camarín del Rojo. Por este hecho, el entrenador de Wilstermann, Cristian Díaz, uno de los más perjudicados por el gas pimienta, se refirió a la polémica tras haberse repuesto del mal momento.

«Hay gente que no sabe perder o no sabe no ganar. Tuvo 90 minutos para jugar un tiempo más en su cancha. Cuando no te toca ganar, toca aceptar que no te tocó ganar y replantearte las cosas para el futuro. Lo que pasó es una vergüenza, la misma gente de adentro autorizada, sean dirigentes o policías, yo estaba todo el tiempo tratando de separar y meter a los míos para el vestuario y frenar al equipo rival que no tenía por qué estar en la puerta nuestra. La Policía, no sé qué hizo, después nos quería cuidar. Todo el mundo al revés», indicó el director técnico de Wilster, a Fútbol de Primera Bolivia.

Al mismo tiempo que Díaz brindaba sus declaraciones sobre los hechos deplorables extrafutbolísticos, un medio deportivo del departamento de La Paz cuestionó al entrenador sobre el inicio del conflicto con un supuesto golpe a una integrante de la institución millonaria.

Fue entonces que el argentino «explotó». Respondió lo siguiente: «No vengamos a mentir, hay mucha mentira en esto. A Pipo Giménez le pegaron una trompada, a mí me tiraron gas pimienta en los ojos, ¿y vos me preguntas si hubo un golpe a la señora de Always Ready? ¿Vos sos de acá, de dónde sos, de La Paz? No hablo más con vos, sinvergüenza, te mandan a hacer una pregunta. Nadie le pegó a una mujer y la señora estuvo tirando botellas y agua. El punto no se mancha, tendrán manchados ellos su presente, que bastante malo es». 

Fuente(s):
Opinion
Jorge Wilstermann