El entrenador de Wilstermann, Díaz, niega que lo llamaran para dirigir a la Verde: ‘Conmigo no habló nadie’

Comparte esta noticia:

flecha ¡Hola a todos! Queremos recordarles que para seguir manteniendo esta página, contamos con el apoyo de nuestros patrocinadores. Si les interesa alguno de los productos o servicios que ofrecen, les agradeceríamos que visiten sus sitios web a través de los enlaces que tenemos disponibles en nuestra página. ¡Muchas gracias por su apoyo! flecha


Cristian Díaz negó que en las pasadas horas recibiera una llamada telefónica desde los despachos de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) para que pueda conducir el destino de la Selección.

El estratega de Wilstermann, en conferencia de prensa, intentó invitar a la reflexión a los periodistas -y a la afición en general- respecto a los tiempos que suponen los procesos futbolísticos. 

Se puso, más que nunca, en la piel de sus compañeros entrenadores y confesó que siempre son ellos los «fusibles de cambio», los que primero son removidos cuando las cosas fallan.

A tiempo de negar que se comunicaran con él para que se haga cargo de la Verde, Díaz pidió que, independientemente de lo que suceda en la Tricolor, todos apoyen.

«No, conmigo no ha hablado nadie. Sí, he leido, me han preguntado. Solo lo que puedo decir es que quisiera que todo vaya bien, que le toque al entrenador que le toque, que todos tengamos la capacidad de poder ayudar, aunque sea con un poquito. Si alguna vez, sea en Bolivia o en otro lado, me tocaría a mí aquello, desearía exactamente lo mismo. Si sale Gustavo Costas, al que le toque (asumir), que tenga el apoyo de todos, sea boliviano o extranjero», fueron sus palabras.

Díaz, conocedor de que el anhelo de los bolivianos por volver a clasificar a un Mundial es ferviente, pidió tener calma y «aflojar un poquito». «Hay que aflojar un poquito con el deseo. No que nos quitemos el deseo de que Bolivia vaya a un Mundial. Hay que seguir teniéndolo porque es la ilusión, el sueño, pero entender que es difícil». 

Mientras tanto, la interna en la FBF está caldeada porque en sus oficinas se debate la continuidad o no de Gustavo Costas al frente del seleccionado boliviano.

Las cuatro derrotas en las cuatro fechas de las Eliminatorias le han pasado factura. 

Fuente(s):
Opinion
Jorge Wilstermann