FBF y clubes definen jugar pese a amenaza de paro

Comparte esta noticia:
Apoya a la Pagina Aviadora
flecha Visita nuestros auspiciadores flecha

En reunión virtual de emergencia del presidente de la Federación Boliviana de Fútbol con los titulares de los 16 clubes de la División Profesional, se determinó por unanimidad no paralizar el torneo y continuar los partidos de la fecha 23, desde este viernes, incluso “con juveniles”.

Esta postura surge luego de la advertencia que hizo el ejecutivo de Futbolistas Agremiados de Bolivia (FABOL), David Paniagua, para que los deportistas no jueguen los partidos de este fin de semana exigiendo el pago de sus salarios atrasados y la anulación del Tribunal de Apelaciones de la FBF. 

“En mi gestión no resolverá los problemas Fabol con un maletín por debajo de la mesa, no vamos a entrar en ese juego y seguiremos nuestro Estatuto y normativas”, dijo Costa en el programa Futbolmanía.

El dirigente aseguró que todos los clubes acordaron jugar la fecha 23 del fin de semana, si fuera necesario, con planteles alternos.

“Hay muchos dirigentes que hablaron de forma directa con sus jugadores y ratifican que no pararán el torneo. Además, se abordará este tema en el Congreso de noviembre”, aseguró el dirigente federativo.

Asimismo, explicó que los futbolistas deben nombrar a sus dos representantes (jugadores activos) para que tengan el reconocimiento oficial como indica la normativa de la FIFA.

Costa lamentó que la medida quitará ritmo a los jugadores bolivianos de cara a las Eliminatorias al Mundial 2022 de noviembre.

Limitación de responsabilidad:
Este sitio web y sus contenidos son proporcionados tal y como se presentan y sin ningún tipo de garantía en cuanto a calidad, exactitud, o corrección para un propósito particular. La mayoría de los artículos son de fuentes externas a nuestra pagina. La reproducción del material de esta pagina es por personas voluntarias, hinchas de Wilstermann. Lo único que deseamos hacer es informar a nuestra hinchada de todo lo relacionado con nuestro equipo aviador.

Fuente(s):
Opinion
Jorge Wilstermann