Jurista dice qué Wilstermann, al igual que varios clubes del fútbol nacional, tienen la obligación de pagar deudas pasadas

Comparte esta noticia:
Apoya a la Pagina Aviadora
flecha Visita nuestros auspiciadores flecha

Wilstermann, al igual que varios clubes del fútbol nacional, arrastra una deuda por sueldos con su plantel, no sólo de esta temporada, sino de años pasados. En los últimos días, el director jurídico, Víctor Hugo Pérez, aseguró que esta dirigencia no pagará las deudas anteriores y que en el balompié esta lógica es como “un código”.

“En el fútbol, cuando alguien ingresa como presidente, no paga lo de atrás (gestiones de otros dirigentes), eso es como un código. En 2007, cuando Marcelo Claure ingresó a Bolívar, pagó desde su gestión y no le pagó a nadie de 2006 ni de 2005, la deuda de Mauro Cuéllar no la pagó nadie”, dijo Pérez a los medios, además de sostener la versión de que la deuda de agosto para atrás no la pagarán, porque no la hicieron ellos, sino la directiva de Gróver Vargas.

Al respecto, un abogado deportivo entendido en el tema, que prefiere mantenerse en el anonimato, explicó que “la única forma de que un club no pague sus deudas a sus jugadores y técnicos es desapareciendo, como sucedió con San José. Claro ahí ya no hay nadie a quien cobrar”.

Este jurista indicó que en el fútbol nacional y mundial existe una serie de medidas para que el jugador no quede en indefensión, ya sea en los tribunales nacionales o a nivel internacional. No por nada, Wilstermann tiene más de una decena de demandas tanto ante el Tribunal de Resolución de Disputas (TRD), como en la FIFA.

“Acá se debe dejar en claro que, aunque se debería tener mecanismos para castigar a los dirigentes irresponsables que dejan a sus equipos en la banca rota, las deudas no son de los directivos, sino de los clubes. Porque los tribunales por ejemplo, no van a cobrar a Gróver Vargas o Gary Soria, sino al club Wilstermann”, aseguró.

Si los clubes no pagan esas deudas, los tribunales tienen mecanismos para presionar a las instituciones para que honren los sueldos adeudados.

“El club debe pagar, porque si no corre el riesgo de que no le permitan inscribir jugadores o que lo sancionen con la quita de puntos. O sea, no es verdad que los nuevos dirigentes no pagan las deudas de los anteriores directivos”, manifestó.

Entre tanto, Eduardo Martins, abogado de algunos de los jugadores que demandaron a Wilstermann ante la FIFA, explicó que las deudas por trabajos ya realizados son irrenunciables. Es decir, si a un jugador le deben 100 mil dólares, por sueldos ya cumplidos, la FIFA los reconocerá siempre, pese a que incluso el futbolista pudo llegar a un acuerdo con el equipo para dejar de lado un contrato vigente.

Éste es el caso del zaguero paraguayo Ismael Benegas, que acordó bajar la deuda a 16 mil dólares para poder salir de Wilstermann. El club incumplió el pago, el jugador demandó y el fallo salió por 86 mil dólares.

Campaña suma 32.779 dólares

Después de casi dos semanas de iniciada la campaña “Salvemos Wilstermann”, los hinchas ya lograron recaudar 32.779,59 dólares.

Mañana, los hinchas de la barra de los Gurkas llevarán adelante una kermés en el frontis del estadio Félix Capriles, actividad a la que día a día se suman más empresas.

Limitación de responsabilidad:
Este sitio web y sus contenidos son proporcionados tal y como se presentan y sin ningún tipo de garantía en cuanto a calidad, exactitud, o corrección para un propósito particular. La mayoría de los artículos son de fuentes externas a nuestra pagina. La reproducción del material de esta pagina es por personas voluntarias, hinchas de Wilstermann. Lo único que deseamos hacer es informar a nuestra hinchada de todo lo relacionado con nuestro equipo aviador.

Fuente(s):
Los Tiempos
Jorge Wilstermann