Fuente(s):
Opinion
3.5
(92)
Apoya a la Pagina Aviadora
flecha Visita nuestros auspiciadores flecha

El presidente del club Wilstermann, Gróver Vargas, informó que tiene conversaciones adelantadas con el director técnico Cristian Díaz y cuatro futbolistas para ampliar su vinculación en el club y encarar lo que resta en el torneo Apertura y la Copa Libertadores de América.

La ampliación de Díaz, cada vez más cerca

Aunque el directivo no precisó el tiempo de la ampliación de contrato y se avizora una posible reducción salarial en sus emolumentos, aseguró que el “propósito es que sigan en el plantel” porque forman parte esencial en el sistema de juego del adiestrador argentino.

“Estamos trabajando en la continuidad de Díaz. Nosotros queremos tenerlo y él quiere quedarse. Entonces vamos a ver qué es lo que pasa los próximos días. Estamos en ese mismo camino con los jugadores que también terminan su contrato este fin de mes”, dijo el titular del Hércules en referencia a Leonel Justiniano, Ismael Benegas, Esteban Orfano y Hugo Borges.

El directivo aseguró que la situación económica en el fútbol obliga a “todos los clubes” a medir los gastos y buscar “todas las formas posibles” para lograr sostenibilidad para culminar la temporada deportiva.  

“Este primer semestre, para todos no es un año normal, no se pueden cerrar (jugadores y técnico) en algo que no es real y en una economía que no existe. También les expliqué que este no será un año normal, pero todos deseamos que el movimiento monetario vuelva pronto a su cauce, para que, de esta manera, los clubes podamos generar dinero para solventar nuestras obligaciones”, declaró Vargas.

Wilstermann fue uno de los primeros elencos que logró un acuerdo con la planilla de jugadores para efectivizar un descuento en los salarios de marzo, abril y mayo (los porcentajes se mantienen en reserva), debido a la pandemia por el nuevo coronavirus, que paralizó el fútbol en el país desde el 15 de marzo. 

“Esta dura realidad es para todos los jugadores y entrenadores. Viviremos momentos duros y tenemos que hacer una economía de guerra para que los clubes subsistan y no se debiliten tanto”, explicó el directivo del Rojo, quien espera “mejores días para el fútbol y el país”.

El Imperio Escarlata tiene una planilla mensual que supera los 250 mil dólares y un movimiento anual que pasa los 3 millones de dólares aproximadamente. Las cifras pueden crecer o reducirse debido a los descuentos y la modalidad que se aplique cuando se reanude el torneo local y la Libertadores. 

“Lo que tenemos que ver hoy no es solo rebajar la planilla. Se debe ver la realidad de ingresos para salvar este año. Tenemos que hacer una economía especial que sea manejada de la mejor manera”, acotó.

Se informó que los jugadores Benegas, Orfano y Justiniano tienen el propósito de seguir vistiendo la camiseta de Wilstermann. La dirigencia expresó que “hasta fin de mes” se hará conocer de forma oficial su continuidad o no en la institución y por qué tiempo más.

En pasados días, en las redes sociales circulaba una información en referencia a que el contrato del zaguero argentino Marco Torsiglieri tiene una cláusula de rescisión, en relación a que él podría alejarse del club si llega a un acuerdo con el Rojo.

Consultado sobre el tema, el presidente Vargas expresó que prefiere “no hablar al respecto” y aseguró que espera “mantener el mismo equipo” que jugó el torneo local y la Libertadores, antes de que el país ingrese en cuarentena.

El directivo valoró el apoyo económico que recibirán los clubes bolivianos de parte de la Conmebol y la FIFA para “salvar, de alguna forma”, la crisis que pasan las instituciones del fútbol en el país (clubes y asociaciones).

“Cualquier ayuda es buena, son los dineros que uno quisiera para estos momentos tan difíciles. Solo tenemos que ver cómo trabajamos todos los clubes y la Federación Boliviana de fútbol (FBF) para que se genere algo de economía. En lo personal, veo un fin de año muy difícil”, expresó Vargas.

Los establecimientos, al recibir los recursos que llegan desde la Conmebol y la FIFA, deben presentar facturas tales como descargos, aspecto que reduce los pocos ingresos que llegan al balompié nacional.

“Es dificultoso para todos el hecho de emitir facturas, porque parte de nuestros ingresos se estaría yendo por ese lado”.

Uno de los temas pendientes que tiene el club Wilstermann con su hinchada es la entrega de la nueva sede que se encuentra ubicada en la calle Ecuador. La obra quedó paralizada por aspectos ajenos a la institución. El edificio tenía que ser inaugurado en noviembre del año pasado, pero los conflictos sociales que se registraron luego de las elecciones generales de octubre paralizaron al país hasta fines de noviembre. 

La dirigencia se puso como plazo hacer el estreno en abril, pero nuevamente quedó frustrada su intención.  
“Una vez que se normalice todo esto, estamos seguros de que haremos todo lo necesario para inaugurar nuestra sede en un tiempo corto”, culminó el titular del Rojo.

Limitación de responsabilidad:
Este sitio web y sus contenidos son proporcionados tal y como se presentan y sin ningún tipo de garantía en cuanto a calidad, exactitud, o corrección para un propósito particular. La mayoría de los artículos son de fuentes externas a nuestra pagina. Procuramos siempre incluir la fuente, pero como somos humanos, erramos de vez en cuando.
La reproducción del material de esta pagina es por personas voluntarias, hinchas de Wilstermann. Lo único que deseamos hacer es informar a nuestra hinchada de todo lo relacionado con nuestro equipo aviador.

¿Qué tan buena fue esta noticia?

¡Haz click en un trofeo para puntuarla!

Puntuación media 3.5 / 5. Recuento de votos: 92

No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.

Por Aviador