La odisea de Wilstermann tuvo un final feliz tras lograr sumar un punto a pesar de todos los problemas que tuvo para viajar

Comparte esta noticia:
Apoya a la Pagina Aviadora
flecha Visita nuestros auspiciadores flecha

La odisea del Rojo terminó con un final feliz, contra todo pronóstico, y con el orgullo propio de un equipo que soportó todo lo mal que hizo su dirigencia en la logística, para rebelarse en el campo y sacar el primer punto de visita en el inicio de la Copa Sudamericana en Viña del Mar.

Everton tuvo varias chances, todas en posición adelanta, y con el banderían arriba, algo que habla de la buena sincronización defensiva que tuvo Wilster, que se pudo traer al país los tres puntos, pero un error en el arco del golero Escobar, dejó una bola suelta para que Lucas Di Yorio anote el empate que terminó siendo definitivo.

Un premio al equipo que soportó un estóico viaje, y que se transformará en un golpe anímico para el equipo de Ponce que parecía haber perdido el rumbo, pero encontró en medio del caos del viaje a Viña, la brújula que le hacía falta: “Primero el escudo”, ya lo dijo Echeverria.

Limitación de responsabilidad:
Este sitio web y sus contenidos son proporcionados tal y como se presentan y sin ningún tipo de garantía en cuanto a calidad, exactitud, o corrección para un propósito particular. La mayoría de los artículos son de fuentes externas a nuestra pagina. La reproducción del material de esta pagina es por personas voluntarias, hinchas de Wilstermann. Lo único que deseamos hacer es informar a nuestra hinchada de todo lo relacionado con nuestro equipo aviador.

Fuente(s):
Late!
Jorge Wilstermann