La quermés de los Gurkas juntó Bs 30 mil; el dinero ya está en la cuenta para «salvar» a Wilstermann

Comparte esta noticia:
Apoya a la Pagina Aviadora
flecha Visita nuestros auspiciadores flecha

Los Gurkas, como son conocidos los hinchas de la barra brava del club Wilstermann, organizaron este domingo una quermés solidaria a favor de la economía actual del Rojo. La cruzada solidaria, en la que participaron aficionados del cuadro, jugadores y otros, consiguió reunir 30 mil bolivianos. El monto ya fue depositado en la cuenta mancomunada.

La barra fue la que confirmó la cifra y, con una imagen del depósito bancario, dio por garantizada la transacción. «Es el inicio de la campaña que realizaremos en apoyo al club. Esta semana sale la fecha para el siguiente evento», se lee en el comunicado.

 El arquero Arnaldo Pipo Giménez y el brasileño Serginho, además del presidente del club, Gary Soria, fueron parte del evento, en inmediaciones del estadio Félix Capriles. 

También participaron, de igual forma, grupos y artistas musicales como Yerba Brava, Magomán, Repiola, Ey Urbano, Dess Music y La Banda del Aviador. Además, se sirvieron distintos platos de comida para la población, como falso conejo, picante de pollo, pique macho, sopa de maní, helados, pacú a la parrilla, rellenos y distintas bebidas.

El Pipo Giménez, junto a una hincha de Wilster, en la quermés. BARRA BRAVA GURKAS

También se realizaron distintas actividades, como la rifa de camisetas del equipo. Los jugadores firmaron autógrafos y también hubo juegos de fútbol mesa.

Limitación de responsabilidad:
Este sitio web y sus contenidos son proporcionados tal y como se presentan y sin ningún tipo de garantía en cuanto a calidad, exactitud, o corrección para un propósito particular. La mayoría de los artículos son de fuentes externas a nuestra pagina. La reproducción del material de esta pagina es por personas voluntarias, hinchas de Wilstermann. Lo único que deseamos hacer es informar a nuestra hinchada de todo lo relacionado con nuestro equipo aviador.

Fuente(s):
Opinion
Jorge Wilstermann