El director jurídico de Wilstermann indicó que es “urgente” pagar la deuda con el entrenador chileno Miguel Ponce (ex DT del Aviador)

Comparte esta noticia:

flecha ¡HOLA A TODOS! QUEREMOS RECORDARLES QUE PARA SEGUIR MANTENIENDO ESTA PÁGINA, CONTAMOS CON EL APOYO DE NUESTROS PATROCINADORES. SI LES INTERESA ALGUNO DE LOS PRODUCTOS O SERVICIOS QUE OFRECEN, SIMPLEMENTE APRETAR EL ENLACE PARA VER EL PRODUCTO NOS AYUDA. ¡MUCHAS GRACIAS POR SU APOYO! flecha


El director jurídico de Wilstermann, Víctor Hugo Pérez, indicó ayer que es “urgente” pagar la deuda con el entrenador chileno Miguel Ponce (ex DT del Aviador) porque caso contrario, «en el transcurso de 2023 puede venir un castigo». 

El cruceño realizó una serie de publicaciones en su cuenta oficial de Twitter y si bien negó que el club esté imposibilitado de habilitar jugadores nuevos por una sanción FIFA, sí expresó la importancia de cancelarle al estratega lo adeudado.

Hay que recordar que Ponce dirigió al Imperio Escarlata en la primera parte de este año y fue destituido del cargo por la dirigencia de Gróver Vargas por los malos resultados, lo que derivó en un nuevo interinato de Sergio Migliaccio aquella vez.

DEMANDA

Pérez, además, publicó una carta de Wilstermann dirigida al presidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), Fernando Costa, solicitando la inclusión de un espacio para explicar en el Consejo Superior de la División Profesional los argumentos de una demanda contra miembros del Tribunal Superior de Apelaciones (TSA) por presuntos sobornos.

En el documento, el jurista aseguró tener “videos y audios” que le dan sustento a la denuncia y recordó que este tema debe ser tratado en un Congreso Ordinario de la FBF.

Por otro lado, Pérez aseveró que Wilster no recibió “ninguna nota formal” del ente matriz del balompié nacional para dar cumplimiento al fallo emitido por el TSA el pasado miércoles, que establecía la quita de seis puntos al Imperio Escarlata por el no pago de las deudas con Gilbert Álvarez y Mauricio Soria. 

Dijo una vez más que el proceso sigue en el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) y pidió hablar “al final”.

Fuente(s):
Opinion
Jorge Wilstermann