Fuente(s):
Opinion
Apoya a la Pagina Aviadora
flecha Visita nuestros auspiciadores flecha

El destacado portero de Wilstermann Arnaldo Giménez aseguró que, pese a tener los cuidados necesarios y distanciamiento social, se contagió con coronavirus lo que impidió que él junto a otros cuatro compañeros de equipo comiencen con la pretemporada física.

Pipo Giménez enfrenta al “inevitable” coronavirus

Explicó que es asintomático, además, que junto a su familia no tuvieron complicaciones y cumplen con el tratamiento médico. Aseguró que perdió el olfato y el gusto, pero que ya los recuperó y disfruta de sus alimentos.

“Considero que es algo inevitable enfermarse con el coronavirus, porque ya está en el aire y en lugares que de repente ni nos imaginamos”, dijo el meta.

Cuando se enteró que tenía el virus, sintió una estremecimiento de impotencia porque junto a su familia tenían que cumplir con el aislamiento que exigen los protocolos de salubridad.

“Cuando me enteré que tenía COVID-19 tuve una sensación de impotencia, porque yo y mi familia tomamos todas las precauciones del caso. Lamentablemente, uno no sabe dónde puede agarrar el virus. Estoy aislado y trabajando por mi cuenta en la parte física”, dijo.

Giménez espera que con la vacuna se pueda frenar la propagación de la enfermedad y tener la certeza que “no nos golpeará tan fuerte”. Lamentó que muchas personas están hospitalizadas y, en algunos casos, mueren.

En lo deportivo, el Pipo destacó que Wilstermann mantiene la columna vertebral, lo que permite “tener una ventaja” porque los jugadores ya se conocen en sus fortalezas para acomodarse al sistema de juego que imponga el entrenador Mauricio Soria.

“La ventaja es que mantenemos es que la mayoría de los jugadores que se quedaron son parte de la columna. Además, los jugadores que llegaron tienen calidad de juego y no se sentirá a aquellos que se fueron”, aseguró.

Pipo ya piensa en retornar a los entrenamientos este fin de semana, porque el viernes se realizará una prueba PCR y espera ser negativo. No será parte del amistoso del sábado ante Bolívar, pero quiere volver al trabajo cotidiano.

Asimismo, consideró un reto romper la mala racha del club en la Copa Sudamericana porque no conoce de triunfos en condición de local ni de visitante, en cuatro presentaciones.

“Nosotros estamos acostumbrados a ser grandes historias en la Copa Libertadores y es un tema pendiente en la Sudamericana. Si estamos enfocados y mentalizados en el certamen yo estoy seguro que se puede romper esa mala racha”, dijo.

Giménez recordó que tiene una grata experiencia en el certamen, cuando en 2015 con Sportivo Luqueño paraguayo jugó las semifinales y quedó eliminado por Santa Fe colombiano, por diferencia de goles, que luego se consagró como campeón.

Limitación de responsabilidad:
Este sitio web y sus contenidos son proporcionados tal y como se presentan y sin ningún tipo de garantía en cuanto a calidad, exactitud, o corrección para un propósito particular. La mayoría de los artículos son de fuentes externas a nuestra pagina. Procuramos siempre incluir la fuente, pero como somos humanos, erramos de vez en cuando.
La reproducción del material de esta pagina es por personas voluntarias, hinchas de Wilstermann. Lo único que deseamos hacer es informar a nuestra hinchada de todo lo relacionado con nuestro equipo aviador.

Por Aviador

Jorge Wilstermann