Rodrigo Amaral, volante uruguayo de Wilstermann dijo que en Uruguay le dan palos y que Boca es el peor equipo argentino de la Copa

Comparte esta noticia:

flecha ¡HOLA A TODOS! QUEREMOS RECORDARLES QUE PARA SEGUIR MANTENIENDO ESTA PÁGINA, CONTAMOS CON EL APOYO DE NUESTROS PATROCINADORES. SI LES INTERESA ALGUNO DE LOS PRODUCTOS O SERVICIOS QUE OFRECEN, SIMPLEMENTE APRETAR EL ENLACE PARA VER EL PRODUCTO NOS AYUDA. ¡MUCHAS GRACIAS POR SU APOYO! flecha


Rodrigo Amaral, volante uruguayo que defiende a Jorge Wilstermann de Bolivia, fue contundente al expresar que en Uruguay le dan palos y critican su peso y definió a Boca Juniors como “el peor equipo argentino de la Copa”.

Amaral, ex jugador de Nacional y Racing de Avellaneda, habló en Fútbol por Carve donde analizó el cruce de los tricolores con Boca Juniors por los octavos de final de la CONMEBOL Libertadores.

“Yo veo los programas argentinos y dan por muerto a Nacional y creo que no es así. Boca es el peor equipo argentino que está en la Copa. Racing viene jugando bien, Argentinos Juniors igual, River es el mejor de Argentina, y el más bajo es Boca. Es un mano a mano y Álvarito (Gutiérrez) sabe cómo jugar esos partidos”, expresó el volante.

Amaral recuerda que estuvo presente en el último cruce con Boca en el año 2016. “Fue el año de mi debut y para el primer partido no me citaron, pero después Munúa me llevó a La Bombonera donde perdimos por penales”.

A la hora de hablar de su presente en Jorge Wilstermann, dijo sentirse valorado. “Acá me valoran, en Uruguay a cada cuadro que voy es palo, palo, y palo. En Nacional cuando arranqué me valoraban mucho pero después de algunas cosas… uno es chico y se puede mandar cagadas (sic), como todo ser humano. Pero cuando voy a Uruguay yo soy el malo y no son así las cosas. Si algún día vuelvo, va a ser a Nacional y nada más, porque en los otros lugares no supieron hacer jugar como yo quería”, expresó.

Amaral concluyó diciendo: “A veces puedo estar de sobrepeso, bajo o subo, pero el palo siempre está en la cabeza de Rodrigo Amaral. No valoran lo que uno hace y que tiene una familia detrás. Yo no doy bola, pero la que sufre es la familia. Fui a Plaza y no me tocó jugar mucho y escuchaba que decían este tiró la carrera. Pero la realidad es que no jugaba porque el técnico no me quería. Y el de arriba me mandó esta oportunidad y acá estoy, disfrutando en Bolivia”.

Fuente(s):
ESPN Deportes
Jorge Wilstermann