Víctor Hugo Pérez asumió la dirección jurídica de Wilstermann y tiene el objetivo de evitar una “catarata” de conminatorias de pago por deudas pasadas

Comparte esta noticia:
Apoya a la Pagina Aviadora
flecha Visita nuestros auspiciadores flecha

Víctor Hugo Pérez asumió desde ayer la dirección jurídica de Wilstermann y tiene el objetivo de evitar una “catarata” de conminatorias de pago por deudas pasadas y que el club “no pague de más” a los demandantes.

Así lo expresó durante una entrevista brindada al programa Dosis de Fútbol, en la que recordó su trabajo anterior en la gestión 2018, cuando su intervención “coadyuvó” a que el volante Serginho no recibiera un castigo mayor por un encontronazo con Erwin Sánchez, entrenador de Blooming por aquel entonces.

“El Rojo presentará siete acciones de revisión a conminatorias de pago. No es por estar sin plata. Hay compromisos que se deben asumir y el club tiene que pagar. Pero, no las cifras exorbitantes que están pidiendo”, explicó.

Pérez agregó que prevé presentar los documentos en el transcurso de la mañana de hoy y, una vez más, exteriorizó su crítica hacia el trabajo de los tribunales de justicia deportiva del país.

El Aviador debe lidiar con varios procesos: están las demandas de Gilbert Álvarez, Damián Lizio, Cristhian Coimbra, Jorge Ortiz, Paul Arano y Alejandro Meleán, entre otros.

Recordar también las demandas FIFA de Patricio Rodríguez, Miguel Ponce y Hugo Borges. 

El abogado cruceño garantizó que Wilster “no perderá puntos” y que están “a tiempo de reaccionar”.

Limitación de responsabilidad:
Este sitio web y sus contenidos son proporcionados tal y como se presentan y sin ningún tipo de garantía en cuanto a calidad, exactitud, o corrección para un propósito particular. La mayoría de los artículos son de fuentes externas a nuestra pagina. La reproducción del material de esta pagina es por personas voluntarias, hinchas de Wilstermann. Lo único que deseamos hacer es informar a nuestra hinchada de todo lo relacionado con nuestro equipo aviador.

Fuente(s):
Opinion
Jorge Wilstermann