[VIDEO] Cornejo, enojado con los Gurkas: «Que midan sus ímpetus o no van a entrar a los clásicos»

Comparte esta noticia:

flecha ¡HOLA A TODOS! QUEREMOS RECORDARLES QUE PARA SEGUIR MANTENIENDO ESTA PÁGINA, CONTAMOS CON EL APOYO DE NUESTROS PATROCINADORES. SI LES INTERESA ALGUNO DE LOS PRODUCTOS O SERVICIOS QUE OFRECEN, SIMPLEMENTE APRETAR EL ENLACE PARA VER EL PRODUCTO NOS AYUDA. ¡MUCHAS GRACIAS POR SU APOYO! flecha


La tarde de ayer, en el estadio Félix Capriles, se disputó el partido amistoso entre Wilstermann y Aurora, por la Copa Renán López, que terminó llevándose el Rojo, por la vía penal.

El encuentro terminó con empate a cuatro goles por bando, finalizado los 90 minutos. Ruddy Cardozo, Cristhian Esparza, Rodrigo Vargas y Josué Mamani marcaron los goles del Aviador. Por su parte, para el Celeste anotaron Serginho, Oswaldo Blanco, Jair Torrico  y Maximiliano Gómez. 

INCIDENTES EN GENERAL

A pesar de la fiesta que se vivió en el Capriles, la previa del cotejo se vio marcada por incidentes registrados en el sector general, donde los Gurkas ingresaron al calor de discusiones con las personas que se encontraban en este apartado del estadio. 

Ante este suceso, el presidente de Aurora, Jaime Cornejo, expresó su molestia una vez finalizado el duelo entre los equipos cochabambinos. «El clásico fue vibrante con tantos goles, hay que pulir cositas. La barra de Wilstermann tiene que ponerse las pilas, porque lo único es perjudicar, lo que ha hecho es ahuyentar a la hinchada de Aurora. No se ha visto mucha gente general. Que midan sus ímpetus, y si no en los clásicos que hagamos no van a entrar», aseveró Cornejo para On Sports.

Sobre el espectáculo que entregaron ambos planteles, Cornejo mencionó: «He llegado a la conclusión de que tenemos que hacer como en Santa Cruz, ponernos todos la camiseta de Cochabamba y hacer dos clásicos como estos al año, dos clásicos que vayan a rellenar espacios de tiempo en los que no hay fútbol y que le devuelva a la hinchada esa mística, esa costumbre de estar en el estadio a las 16:00, un domingo, y que el clásico vaya revalorizándose». 

Fuente(s):
Opinion
Jorge Wilstermann