[VIDEO] El duelo entre Wilstermann y Bolívar se jugará en el Félix Capriles

Comparte esta noticia:

flecha ¡HOLA A TODOS! QUEREMOS RECORDARLES QUE PARA SEGUIR MANTENIENDO ESTA PÁGINA, CONTAMOS CON EL APOYO DE NUESTROS PATROCINADORES. SI LES INTERESA ALGUNO DE LOS PRODUCTOS O SERVICIOS QUE OFRECEN, SIMPLEMENTE APRETAR EL ENLACE PARA VER EL PRODUCTO NOS AYUDA. ¡MUCHAS GRACIAS POR SU APOYO! flecha


El clásico nacional entre Wilstermann y Bolívar, por la fecha 4 del Torneo Apertura, se disputará sin cambios este sábado 2 de marzo (17:30), en el estadio Félix Capriles, pese a que el director de la Dirección Departamental del Deporte (Didede), Giovanni Cossío, expresó el domingo que el escenario debía cerrarse por al menos dos semanas, para recuperar el gramado, que sufrió un gran daño tras el clásico cochabambino.

“Se tuvo un deterioro considerable. Me apena informar que necesitamos al menos dos semanas para recuperar el gramado, esperemos llegar para el partido del 6 de marzo de la Copa Sudamericana. Para el partido ante Bolívar, el tiempo es muy corto, creo que no vamos a poder llegar”, sostuvo Cossío, tras el clásico cochabambino.

Sin embargo, la postura cambió totalmente ayer, después de las muchas críticas que recibió el Didede, ante la posibilidad de que no se pueda jugar el clásico nacional en el Capriles este sábado.

“Lastimosamente, existe una gran presión de gente que en lugar de considerar el gran problema que tenemos que solucionar se dedican a criticar. Esperemos llegar para el partido del sábado, creo que redoblando esfuerzos y si el clima nos ayuda, podremos llegar. Vamos a tener que autorizar nomás ese cotejo”, sostuvo Cossío a Los Tiempos.

El problema es que, si en la semana continúan las lluvias, como está pronosticado, y también el mismo día del partido, el gramado podría sufrir un daño mayor que el registrado en el clásico cochabambino, a sólo cuatro días del partido entre Universitario de Vinto y Nacional Potosí, por la Copa Sudamericana, el miércoles 6 de marzo, desde las 18:00.

En el caso que suceda esto, el gran perjudicado será la “U” de Vinto, que, si bien no tendrá que buscar otro escenario alternativo, posiblemente pagará una fuerte multa a la Conmebol por no tener la cancha en óptimas condiciones.

Precautelando que la cancha tenga una mejor recuperación, incluso la “U” de Vinto determinó solicitar a Independiente jugar en Quillacollo y no en el Capriles el partido que debe disputarse el domingo 3 de marzo, por la fecha 4 del Apertura.

Entre tanto, en Wilstermann ni se consideraron otras alternativas y ayer emitieron la escala de precios para el clásico nacional, en el que especifica que el partido se disputará en el Félix Capriles.

Fuente(s):
Los Tiempos, Wilstermann Cuestion de Orgullo
Jorge Wilstermann