[VIDEO] Fuego cruzado entre Aurora y Wilstermann, a una semana del clásico cochabambino

Comparte esta noticia:

flecha ¡HOLA A TODOS! QUEREMOS RECORDARLES QUE PARA SEGUIR MANTENIENDO ESTA PÁGINA, CONTAMOS CON EL APOYO DE NUESTROS PATROCINADORES. SI LES INTERESA ALGUNO DE LOS PRODUCTOS O SERVICIOS QUE OFRECEN, SIMPLEMENTE APRETAR EL ENLACE PARA VER EL PRODUCTO NOS AYUDA. ¡MUCHAS GRACIAS POR SU APOYO! flecha


El presidente de Aurora, Jaime Cornejo, y el vicepresidente de Wilstermann, Yuri Gil, se enfrascaron en una discusión en medio de «fuego cruzado», a una semana de la disputa del clásico valluno, aquel que está programado, inicialmente, para el domingo 25 de febrero, pero que puede ser adelantado en 24 horas.

La clasificación de Aurora a la fase de Copa Libertadores cambió los planes de sus partidos en el arranque del Torneo Apertura, ya que los duelos ante Royal Pari y Blooming deben ser movidos a otras fechas, además que la logística del viaje a Brasil iniciará en la mañana del domingo 25 de febrero, motivo por el que el directorio popular solicitó modificar el día del juego ante los rojos, pedido que el club  aviador rechazó.

Cornejo habló días antes de conversar con Omar Mustafá, presidente de Wilstermann, para conversar y mover el partido para poder cumplir su cronograma. Ante ello, Gil respondió con un rotundo no e inició la discusión con su par celeste.

«Habla de amigos alguien quien nos odia, es un poco irónico, alguien que siempre por atrás está tratando de perjudicarnos. La verdad (Cornejo) amigo no es, somos rivales, no somos amigos, no somos nada con el señor este Jaime Cornejo, espero que le vaya bien el miércoles contra Botafogo», declaró Gil, palabras replicadas por los medios de comunicación.

Asimismo, el vicepresidente de Wilstermann calificó de «excusa» a la solicitud de Aurora para modificar el clásico cochabambino, tanto en cuanto a día como en horario.

«Solo hay que cumplir la norma (tema reprogramar clásico), la norma dice que se puede jugar cada 72 horas…punto. Ir al Brasil es como ir a Quillacollo, agarras un avión y te vas al Brasil, estas en tres horas no estás yendo a Europa, pero bueno son excusas yo creo…», acotó Gil.

La réplica no se dejó esperar. Cornejo, frontal como siempre se caracterizó, ingresó a la polémica con una dura respuesta contra Gil, reiterando que el habló con Mustafá, ya que ambos tienen una amistad de años y que pretende encontrar un camino beneficioso para ambos clubes.

«Dice que tenemos miedo, no es así. Más bien queremos jugarlo un día antes (por  el sábado) de viajar y tiene que pensar (Yuri Gil) un poquito más si quiere calentar el clásico. Tienes que pensar en lo que sucedió en 2023, no empezar a molestar a la gente. Yo no molesto a nadie y tampoco quiero que me molesten, pero si lo hacen deben estar atentos a las consecuencias», advirtió Cornejo.

Asimismo, el titular popular dijo que no pidieron un favor a nadie, pero apelará al derecho de localía y dejará en manos de la Dirección de Competiciones de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) sobre la reprogramación final del clásico valluno.

«No es con la dirigencia de Wilstermann, no es con el club Wilstermann, no es con la hinchada de Wilstermann, no es con su DT (Cristian Díaz), a quien considero un amigo y no es con mi amigo Omar Mustafá. Es con (Yuri) Gil, con este Gil que se atrevió nuevamente a mencionarme, a aludirme. Si lo haces, tienes que estar dispuesto a recibir. Estuve preguntando qué profesión tiene, porque les dicen ‘los doctorcitos’ y el grado académico de doctor es muy elevado, muy alto. Conozco médicos y abogados, no supieron decirme si es uno de esos ‘matasanos’ o uno que se aprovecha de los que están en desgracia, no lo sé hasta ahora. Independientemente del título profesional, si no aprendió hasta hoy lo que un niño de escuela sabe que es diferenciar entre singular y plural, le vamos a enseñar ahorita», agregó Cornejo.

Fuente(s):
Opinion, Tribuna Picante
Jorge Wilstermann