[VIDEO] Homenaje y emoción: Cristian el Pochi Chávez vuelve a sonreir, recibe cuadro y confirma a Palermo en su despedida

Comparte esta noticia:

flecha ¡HOLA A TODOS! QUEREMOS RECORDARLES QUE PARA SEGUIR MANTENIENDO ESTA PÁGINA, CONTAMOS CON EL APOYO DE NUESTROS PATROCINADORES. SI LES INTERESA ALGUNO DE LOS PRODUCTOS O SERVICIOS QUE OFRECEN, SIMPLEMENTE APRETAR EL ENLACE PARA VER EL PRODUCTO NOS AYUDA. ¡MUCHAS GRACIAS POR SU APOYO! flecha


Cristian el Pochi Chávez, el último referente de Wilstermann, ese que se fue del club por la puerta de atrás y con una dirigencia que desahució su carrera profesional, volvió a aquella que considera aún su casa.

El argentino (37 años), que en la última etapa de su estadía en el Rojo sufrió una lesión que puso en jaque su regularidad en las canchas, regresó al complejo de la institución cochabambino ocho meses después de que se marchara en medio de un ambiente hostil.

Lo hizo con una sonrisa, con palabras de agradecimiento para con la nueva directiva, comandada por Omar Mustafá, y con un sinfín de sensaciones que lo mostró ansioso ante los medios.

«Hermano, esta es tu casa. Siempre eres bienvenido aquí. Algún día vas a volver. No sé si para deleitarnos con tu fútbol o de otra cosa, pero sé que algún día vas a estar con nosotros. Esta es tu casa», le dijo Mustafá, para luego entregarle una polera enmarcada, en una suerte de cuadro-paqueta, con la «9» que siempre usó en el club.

Y el Pochi, conmovido, respondió al gesto: «Muchas gracias, Omar, por las palabras. Nos sentamos a hablar. La primera vez que me siento a hablar con la dirigencia después de que me fui de acá. Y también agradecerle a Omar y a toda su directiva por escucharme. Yo los escuché a ellos. Y llegar a un gran acuerdo, sentirme valorado por ellos, para mí es muy lindo por todo lo que viví en el club. Agradezco por recibirme muy bien y dejarme de vuelta entrar al complejo, que, como lo dije anteriormente, hace ocho meses la pasé muy mal. Venía con miedo acá. No podía pisar. Y hoy estoy muy contento de que Omar y su directiva me reciban muy bien».

Si hace ocho meses -cuando le tocó irse de Wilster tras el desahucio de su carrera profesional que había sentenciado el cuerpo médico de entonces- estaba incómodo, ahora Chávez está contento.

Si hace ocho meses experimentaba temor, ahora ese miedo es apenas un mal recuerdo.

«Me fui mal. No me sentía del club en octubre, cuando estuve acá. Me trataron muy mal. Mucha gente (los hinchas) creyó lo que decía la dirigencia y se puso del otro lado. Sabemos que la mentira tiene patas cortas. Todo salió a la luz. En ese momento era lo más importante, después de mí era el club, porque el club se estaba yendo abajo, lo querían desaparecer», compartió ante los medios de comunicación.

«Antes no venía, tenía miedo por mucha gente que me mandaba mensajes malos, porque creía en la otra dirigencia (en la de Gary Soria). Eso ya pasó. Hoy estamos acá y quiero disfrutar de acá para adelante», completó al respecto.

EN SEPTIEMBRE

El partido de despedida del Pochi será en septiembre. Hay dos fechas tentativas para ello: el 3 y el 10. De momento, hay una figura de peso que ha confirmado su asistencia. Se trata de Martín Palermo, exfigura de Boca y actual técnico.

«El otro día, Martin Palermo me dijo que sí, que lo coordinemos. Justo en la fecha FIFA, si no tiene nada que hacer, sería él el primero. Ya lo adelanté. Después, seguiré buscando. Eso es lo que hablé con Martín y me dio el ok. Hay que coordinarlo, nomás».

Fuente(s):
Opinion, Ritmo de Fútbol
Jorge Wilstermann