Wilstermann, Aurora, Bolívar, el ‘Tigre’ y más clubes le ‘plantan’ cara a FABOL y apoyan a la FBF

Comparte esta noticia:

flecha ¡Hola a todos! Queremos recordarles que para seguir manteniendo esta página, contamos con el apoyo de nuestros patrocinadores. Si les interesa alguno de los productos o servicios que ofrecen, les agradeceríamos que visiten sus sitios web a través de los enlaces que tenemos disponibles en nuestra página. ¡Muchas gracias por su apoyo! flecha


Los clubes de la División Profesional se han enfilado detrás de una premisa: rechazar las amenazas provenientes desde la Federación Sindical de Futbolistas Profesionales de Bolivia (FABOL) respecto a poder frenar el inicio del torneo en puerta.

Los cuatro equipos cochabambinos, es decir, Wilstermann, Aurora, Universitario de Vinto y San Antonio de Bulo Bulo, del mismo modo que otros como Bolívar, Always Ready, The Strongest, han salido al frente para mostrarse en desacuerdo con las aseveraciones y advertencias emitidas desde la entidad que representa a los jugadores.

El «Aviador» ha compartido un comunicado la noche de ayer en el que ha dejado expreso su desacuerdo con cualquier medida que pueda «atentar» contra el inicio del Apertura 2024.

También la institución presidida por Omar Mustafá ha hecho público su respaldo a las decisiones asumidas por la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) en cuanto a la reestructuración del balompié nacional, pues -entiende Wilstermann- las medidas coayuvarán en el progreso y desarrollo del fútbol local.

El comunicado de Wilster respecto a la coyuntura del país y a FABOL. 

 Aurora siguió los mismos pasos. El club, presidido por Jaime Cornejo, emitió un comunicado similar al de su eterno rival. Condenó las advertencias de FABOL y respaldó la gestión y las labores de Fernando Costa como titular de la FBF.

Comunicado de Aurora sobre FABOL.
Comunicado de Aurora sobre FABOL.

The Strongest habló de intentos de presión y «hostigamiento» por parte de FABOL, mientras que Bolívar resaltó que cumple sus obligaciones económicas con sus jugadores, por lo que tampoco apoya ninguna hipotética huelga.

Fuente(s):
Opinion
Jorge Wilstermann