Wilstermann frena 5 demandas y por ahora no debe pagar tras recurrir al TAS

Comparte esta noticia:
Apoya a la Pagina Aviadora
flecha Visita nuestros auspiciadores flecha

Por el momento, Wilstermann no está conminado a pagar, en un plazo de 5 días, a los jugadores Gilbert Soria, Damián Lizio, Cristian Coímbra y el DT Mauricio Soria. Hay relativa calma al interior del club en cuanto a este aspecto. Todo ello, por haber recurrido al Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS), de Suiza.

El Tribunal Superior de Apelaciones (TSA), dependiente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), determinó rechazar los recursos de reposición emitidos desde la Federación Sindical de Futbolistas Profesionales de Bolivia (FABOL) para que la institución cochabambina pudiera efectivizar los pagos en corto tiempo.

El Tribunal de Apelaciones entiende que primero debe resolverse la situación de Wilster en oficinas del TAS, instancia a la que el club, presidido por Gary Soria, apeló.

El comunicado de rechazo de las reposiciones fue firmado por su titular, Marcos Goytia Sardón, quien en las pasadas horas fue declarado como “persona no grata” y “enemigo del fútbol” por FABOL.

SALARIOS DEL PLANTEL

Estaba prevista ayer una reunión entre Gary Soria y los jugadores, a fin de llegar a buen puerto en cuanto a salarios. Según On Sports, los futbolistas dieron tiempo hasta poco después del partido contra Bolívar (el 4 de octubre) para recibir un sueldo.

Este lunes, el defensa Maximiliano Ortiz declaró que se acumuló la deuda: de 2021, Wilster debería cinco meses, mientras que de 2022, cuatro.

Limitación de responsabilidad:
Este sitio web y sus contenidos son proporcionados tal y como se presentan y sin ningún tipo de garantía en cuanto a calidad, exactitud, o corrección para un propósito particular. La mayoría de los artículos son de fuentes externas a nuestra pagina. La reproducción del material de esta pagina es por personas voluntarias, hinchas de Wilstermann. Lo único que deseamos hacer es informar a nuestra hinchada de todo lo relacionado con nuestro equipo aviador.

Fuente(s):
Opinion
Jorge Wilstermann