Wilstermann fue de ‘agonizar’ a calificar para jugar la Sudamericana

Comparte esta noticia:

flecha ¡HOLA A TODOS! QUEREMOS RECORDARLES QUE PARA SEGUIR MANTENIENDO ESTA PÁGINA, CONTAMOS CON EL APOYO DE NUESTROS PATROCINADORES. SI LES INTERESA ALGUNO DE LOS PRODUCTOS O SERVICIOS QUE OFRECEN, SIMPLEMENTE APRETAR EL ENLACE PARA VER EL PRODUCTO NOS AYUDA. ¡MUCHAS GRACIAS POR SU APOYO! flecha


Como si se tratara de un “ave fénix”, Wilstermann pasó de lo que parecía una inminente desaparición, a disputar la final de la Copa de la División Profesional y clasificar a la Copa Conmebol Sudamericana 2024, lo que le generará un premio económico de 225.000 dólares.

En caso de superar a Tomayapo en Tarija, cuando jueguen desde las 18:00 por la llave única el 5 de marzo del año entrante, el equipo llegará a la fase de grupos, donde tendrá un ingreso de 900.000 dólares y podrá seguir subiéndolo por el “bono al mérito deportivo” de 100.000 $us por partido ganado en esta instancia, además de las recaudaciones, publicidades, venta de poleras, etc.

Pero antes de proyectar lo que viene y podría darse, vale la pena rememorar el camino que el Imperio Escarlata ha recorrido en este 2023.

Emulando acciones similares a las del médico Gregory House (personaje ficticio de una serie televisiva de Estados Unidos, emitida de 2004 a 2012), los doctores Omar Mustafá y Yuri Gil Sabja sacaron al paciente de terapia intensiva y mantienen los cuidados en “terapia intermedia”, como ha señalado en varias ocasiones el actual titular del Rojo.

Aunque a algunos pueda parecerles una “exageración”, el crédito valluno se encontraba “con un pie y medio bajo tierra”, a principios de este 2023, que se acaba en una semana.

Las deudas y demandas se amontonaban y ponían al club contra la pared, al punto de que por los casos Gilbert Álvarez y Mauricio Soria, el equipo inició la temporada con -6 unidades.

Incluso tuvo que mediar Fernando Costa, presidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), para que Gary Soria diera un paso al costado y Mustafá ganara los comicios el 18 de marzo.

Tras superar una difícil transición dirigencial, el equipo logró el objetivo de mantenerse en primera y, pese a la derrota con Bolívar en la definición de la Copa de la DivPro, clasificó a la Conmebol Sudamericana 2024.

El desafío es “seguir creciendo”.

Fuente(s):
Opinion
Jorge Wilstermann