Wilstermann y Betzabé Ibáñez no logran acuerdo económico

Comparte esta noticia:

flecha ¡Hola a todos! Queremos recordarles que para seguir manteniendo esta página, contamos con el apoyo de nuestros patrocinadores. Si les interesa alguno de los productos o servicios que ofrecen, les agradeceríamos que visiten sus sitios web a través de los enlaces que tenemos disponibles en nuestra página. ¡Muchas gracias por su apoyo! flecha


El vocero de Wilstermann, Dussan Balderrama, señaló que el club no llegó a un acuerdo con Betzabé Ibáñez, exquiromasajista del equipo, debido a una contraposición en los términos económicos de la negociación.

«Ella indica que el club le debe 196.511 bolivianos. De acuerdo con las planillas de la institución, la liquidación por sus servicios prestados es de 79.380 bolivianos. Ella pide algo más del doble, que para nosotros como club, no es correcto y vamos a pelear hasta las últimas instancias», indicó en una conferencia de prensa.

Ibáñez dejó de pertenecer al Aviador a principios de este año por problemas con el entrenador de aquel entonces, Mauricio Soria, a quien denunció penalmente por discriminación. 

Balderrama agregó que la parte administrativa ha tenido varias reuniones con el abogado de la parte demandante y que incluso «ofrecieron el doble, llegando a 140.000 bolivianos» y que aún así, la respuesta fue de «rechazo».

Jaime García, miembro del departamento jurídico del Rojo, explicó que este proceso tiene la «intencionalidad de menoscabar la imagen del club».

«La demandante ha hecho abandono de su fuente de trabajo. Eso es algo que el juez va a valorar. Ella apeló al embargo, que es algo muy normal en estos procedimientos. Tenemos la absoluta predisposición de continuar con las reuniones de conciliación. Más allá de que estos procesos son largos y tediosos, el objetivo es acabar en buenos términos», señaló.

García reiteró que el embargo tiene que ver con un «inventario, que realizan y que según ellos, equivale al monto que están demandando. Eso no implica que no podamos hacer uso de los bienes del club». 

Fuente(s):
Opinion
Jorge Wilstermann